Skip to main content

 

En Venezuela, en el Estado del Delta Amacuro, en el municipio de Pedernales, comunidades indígenas waraos retomaron la pesca comercial, pese a, la burocracia municipal y la falta de herramientas lingüísticas.

Las comunidades indígenas waraos se están organizando de forma independiente y libre de las instituciones gubernamentales para comercializar la pesca, fruto de su trabajo. Debido a que, la inexistente coordinación de las autoridades municipales no está presente en la organización de la comercialización, ni en la asesoría adecuada de normas sanitarias.

Otra de las brechas latentes, es la comunicación. Las comunidades indígenas mantienen viva su lengua y pocos hablan español, lo que dificulta el entendimiento a la hora de ofrecer sus productos en Tucupita.

A pesar de ello, el municipio del Estado del Delta Amacuro sigue sin solventar estas barreras; por lo que las comunidades exigen herramientas de traducción o intérpretes para mejorar la comercialización. Además, dicen estar dispuestos a ser asesorados por parte de las autoridades competentes en las normativas sanitarias.

Reporta: Amador Medina de Radio Fe y Alegría, Venezuela.