El proceso de investigación como brújula de nuestras prácticas

esquina.jpg

PARA SABER A DÓNDE SE VA

El proceso de investigación como brújula de nuestras prácticas

– Minino de Cheshire -empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba-. Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?

– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.

Lewis Carrol. Alicia en el país de las Maravillas

 

La Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER), desde sus inicios en 1972, ha considerado relevante el intercambio de saberes, experiencias y conocimientos que se desarrollan desde la cotidianidad en las comunidades y pueblos de nuestra Patria grande Abya Yala. Con una larga trayectoria continental, ALER cuenta con una motivación incansable de las radios por establecer diálogos con las audiencias, en un afán de conocer las diversas relaciones con los públicos, con radiohablantes y radiopensantes. La investigación es fruto de una posibilidad colaborativa, que a partir de diferentes localidades se atreven a seguir(se) preguntando y conversando la pertinencia de su programación, de su posicionamiento como medio de comunicación y como actora social, se preguntan sobre su capacidad de proponer alternativas para comprender los mundos que conviven en sus calles, los hogares, los centros educativos, los centros comunitarios, así como tantos otros espacios – territorios, privados o públicos, donde se generan opiniones, informaciones, construcciones simbólicas y sentidos.

Revisar las prácticas con una perspectiva crítica, interpelarlas, cuestionarlas, hacen que volvamos a ellas para transformarlas en horizontes comunes en búsqueda de mayores consensos. Revisar las propias prácticas de las radios es darse el permiso de investigarlas, indagando lo que se conoce, o lo que se cree conocer, asumiendo los múltiples esfuerzos por intervenir en favor de una democracia más profunda y plural.

De este modo, la opción de educación popular y liberadora platica con la academia, sus metodologías y formas de construir teorías, tejiendo puentes para mejorar la producción e intercambio de la gestión del conocimiento. La producción situada en los contextos, se compromete con una transformación ética del espacio que articula y convoca colectivamente a otros/as diversas/os. La investigación, también es una construcción que parte de la necesidad de mirarse a sí misma/o como colectivo/a para re-situarse en su proyecto político comunicativo y educativo. Nadie investiga para quedarse igual, al contrario, lo hacemos para incomodarnos, porque estamos inconformes con lo que tenemos y sentimos el horizonte difuso o muy complejo para atraparlo, y al menos con ciertas sugerencias lo vamos pellizcando de a poco, intentando morder a pedacitos las interpretaciones de las realidades para incidir y movilizar.

Nuestro posicionamiento como radio comunitaria y popular disputa los sentidos comunes que se han heredado a través de una dominación colonial y patriarcal. Se desafían “las verdades impuestas” frente a las certezas simples. En su lugar se propone más preguntas, y la búsqueda colectiva de “nuevas” respuestas que se asumen como temporales, contextuales o coyunturales.

Los procesos de investigación y las prácticas investigativas, son en principio eso, procesos continuos colectivos, multidimensionales y complejos; pueden tener hitos importantes en el momento de cierre de un informe, pero sabemos que esconden mucho más que eso. Los procesos inspiran reflexiones, transformaciones en nuestras miradas y por ello en la forma de intervenir en nuestro entorno. Uno de los mayores desafíos de la investigación es su capacidad de apropiación y su voluntad transformadora de la cotidianidad. Así los resultados permiten agrandar como lupa insumos disponibles, son como linternas que alumbran decisiones organizacionales e institucionales que deben priorizarse en el futuro próximo.

La audiencia no se limita a números funcionales, al mentado rating, sino a la apuesta política por sus protagonistas reales en la construcción de su propia palabra y discurso. Lo realmente importante de la investigación es el lugar que otorga luces a las nuevas narrativas contra-hegemónicas, para construir otras formas de relacionamiento y de comunicación que irrumpen con los moldes tradicionales de los medios de masas.

La particularidad tiene un valor atesorado en la investigación cualitativa, combinada con la posibilidad de representaciones que nos facilitan las metodologías cuantitativas, ambos procedimientos se mixturan en este estudio de La Esquina Radio, para sacarle provecho de forma sistemática, sin pretensiones estandarizantes. Las innovaciones en el campo investigativo parten con subversión casi irreverente en la definición de quienes participan, así La Esquina Radio nos moviliza desde sus tres audiencias (la potencial, la cautiva y la activa) ampliando la cobertura más allá de la audición o seguimiento a la programación radiofónica.

Reconocemos que ser una radio popular, comunitaria y alternativa en una ciudad de América Latina y El Caribe es un gran desafío; reto al que La Esquina Radio responde diariamente en Medellín-Colombia, vemos una muestra de ello, cuando nos lo comparte su investigación de análisis de audiencia. Un estudio de esta naturaleza ayuda a desmontar, desmitificar la noción o imaginario del modelo único de hacer radio teniendo como referencia a cadenas comerciales y privadas. Nos ayuda a debatir de manera colectiva y conjunta el paradigma emergente de la radio comunitaria.

CONTAR PARA SUMAR, análisis de audiencias de la emisora comunitaria “La Esquina Radio” de Medellín, Colombia es un estudio en el ámbito cualitativo arroja datos interesantes sobre las preferencias medios de comunicación de las 880 personas encuestadas, las mismas que aportan al quehacer de La Esquina Radio y a otros medios comunitarios de Colombia. Por su parte, el aspecto cualitativo llama la atención por ser un aporte narrativo innovador en conceptos y generación de formatos de investigación. 

Respecto a los conceptos, resulta enriquecedor advertir que son los lentes con los que el equipo de La Esquina Radio mira la(s) realidad(es). Resalta del estudio la definición que los y las oyentes participantes tienen una relación con la radio más que de compañía, es como bien se señala un lugar de encuentro, lo que nos amplía la visión clásica de la comunicación. Así mismo se asumen los procesos de comunicación y educación como actos políticos, lo que supone complejizarlos como espacios de disputa de poder, construcción de significados y sentidos. Entender la ciudad más allá de un fenómeno urbano implica concebirla como texto y discurso en la que cada objeto y persona fija significados y una memoria del territorio urbano a partir de las relaciones simbólicas-imaginarias. Estas definiciones, entre otras, argumentadas de modo situado marcan las líneas gruesas de la investigación y del quehacer de la radio.

Los modos de narrar el análisis cualitativo, las historias, los libretos de radio y los testimonios imprimen al estudio un sello popular y dialogante, convirtiéndola en una producción innovadora que despierta emociones. La acción política de narrar las experiencias de La Esquina Radio en el ámbito de derechos humanos, infancia, diversidad, juventud y territorio de un modo cercano y cotidiano se convierte en una contribución especial. 

Soñar el mundo juntos, juntas, es también ponerse en actitud atenta y permanente con todas las formas accesibles de construirlo. Así, las radios dibujan discursos y prácticas de compromiso ético para procesos de transformación que inspiran alternativas al desarrollo. Nuestra propuesta promueve el buen vivir, -y con muchos sentires- los buenos vivires que se muestran de a poco con experiencias de resistencia sociales, investigación y acción popular, desde y por las comunidades en sus territorios; todas ellas convergen en su consciencia de lucha por conquistar y defender los derechos humanos y de la naturaleza, en su nominación y ejercicio pleno, pujando por escenarios favorables para una convivencia armónica.

Atravesamos una crisis civilizatoria, en la que justamente se pone al centro la incertidumbre, se desplazan conceptos y verdades que otrora eran incuestionables. Tomamos el desarrollo para derrumbarlo en sus mitos y promesas de igualdad bajo un crecimiento depredador e insostenible. Nuestra alternativa busca ser plural porque son muchos caminos, muchas rutas, andares que se estiman posibles. La investigación es la actitud que nos sensibiliza para comprender estos cambios de nuestros contextos. Sin movilizarnos desde nuestros saberes difícilmente podremos construir esos otros mundos posibles y urgentes que nos reclaman las generaciones futuras.

La radio comunitaria no sólo tiene sentido en su relación particular y colectiva con su audiencia sino, también en el tejido que construye con sus organizaciones, movimientos; un tejido que trasciende el espacio local y se proyecta al país y la región latinoamericana; ahí radica su fortaleza y se visibiliza en esta investigación.

El estudio que generosamente nos comparte La Esquina Radio / Palco Comunicaciones es una nueva oportunidad para sintonizarnos en coherencia con las audiencias, reconociendo que son fotografías del momento actual y nos permite proyectar escenarios futuros para mejorar los diálogos y las estrategias colectivas de producción de contenidos y disputas de sentidos en los proyectos políticos comunicativos y educativos. Este nuevo esfuerzo demuestra que la radio también escucha, porque abre sus oídos a las demandas de las comunidades, del entorno y del protagonismo histórico en el que ha decidido con su participación socio-cultural dejar huella imborrable en Medellín.

Puede consultarse o descargarse el Estudio a continuación

Análisis de Audiencias La Esquina Radio by Aler.org on Scribd

Ejes temáticos
País