Red de Evangelización

Titulares

Romero2008-1.jpg

En esta Semana Santa compartimos un programa especial en el que analizamos la vida y obra de Mons. Oscar Arnulfo Romero, San Romero de América y primer Santo de El Salvador. La canomización de San Romero, realizada en octubre de 2018, además de ser un hecho relevante en el ámbito religioso, lo es, mucho más, en el plano del reconocimiento del legado de defensa de los derechos humanos y de las personas más desprotegidas promovido por Monseñor Romero en un contexto de represión estatal y de persecución a quienes cuestionaban el poder tirano.  

Producción: ARPAS 

Enlace para descargar
Reproductor de Audio

Etiqueta
Ejes Temáticos

DyP.png

Desarrollo y Paz – Caritas Canadá une su voz a todas las personas que están en luto tras la muerte trágica de Sally O’Neill, ocurrida el 7 de abril de 2019. 

Amiga y consultora de Desarrollo y Paz durante muchos años, Sally hizo una contribución importante a nuestro trabajo en empoderar a los hondureños y hondureñas y actuar para mejorar la situación de las comunidades pobres y las personas afectadas por la violencia, corrupción y degradación ambiental. 

En este momento en que Desarrollo y Paz enfoca su campaña de educación pública a la ciudadanía canadiense,  sobre los migrantes que huyen de su realidad  de pobreza e injusticia, Sally era una defensora apasionada  de los hondureños obligados a huir de la pobreza, los impactos del cambio climático, la violencia de las maras y los acaparamientos de tierras,  para tratar de hacerse una nueva vida en los Estados Unidos. Saludamos su trabajo voluntario con organizaciones hondureñas articuladas para defender a los migrantes decididos a arriesgar este viaje peligroso. 

Sally hizo una contribución importante no solamente a nuestro trabajo en Honduras, sino también a nuestro trabajo con co-partes a través América Latina. Ofreció apoyo técnico a las co-partes de Desarrollo y Paz en la elaboración y ejecución de programas y en la preparación de propuestas para licitaciones ante el gobierno de Canadá. 

Era una mujer muy experimentada con vastos conocimientos, tenía un talento increíble para trabajar con las comunidades en situaciones difíciles y sacar de la gente lo mejor que llevaban dentro. Era generosa con su tiempo, y tenía energía y compasión sin límites.  Su fallecimiento es una pérdida enorme no solamente para Desarrollo y Paz y nuestras copartes, sino también para el pueblo hondureño. 

Sally O’Neill, presente. 

Montreal, el 11 de abril, 2019

 

¿Quien era Sally O’Neil?

FOTO sally.jpg

Sally trabajó durante varias décadas en derechos humanos, incluso participó en primera línea durante algunas de las crisis humanitarias más importantes en América Latina y África (Etiopía y Somalia)

Sally dirigió delegaciones de políticos y obispos a América Central, para que pudieran ver el sufrimiento, traduciendo textos para San Oscar Romero, 6 semanas antes de ser asesinado. En 1982, Sally y Michael D Higgin visitaron El Salvador para investigar informes de la masacre en el pueblo de El Mozote. 

Trabajó de forma voluntaria como facilitadora de los presos en Honduras que han sido condenados injustamente y migrantes en tránsito. Supervisó la ayuda humanitaria a más de dos millones de personas refugiadas en la región centroamericana. Ella trabajó en Trócaire en América Central a través de Guatemala, Honduras y Nicaragua hasta el año 2012. 

Sally fue nombrada por el presidente de Irlanda como miembro del Panel de Alto Nivel para el Premio al Servicio Distinguido Presidencial para los Irlandeses en el Extranjero en 2012 y recibió el Premio Humanitario Hugh O´Flaherty en 2011.

IMG_1704.jpg

Lea el artículo de Radio Progreso escrito por P. Ismael Moreno sj.: Sally no sale, se queda

 

Más acerca de

unnamed.jpg

Desde ALER acompañamos la "Semana de la VIDA con mayúsculas", por eso compartimos una serie de producciones que pueden animar las programaciones de las radios comunitarias y populares del continente, así como los diferentes espacios de reflexión en las comunidades.

Avances de noticias

unnamed.png

Haciendo uso del formato informativo, echamos nuestra mente a volar sobre cómo se narraría minuto a minuto lo que vivió Jesús durante sus últimos días en la tierra. 

03 Avances noticiosos para Jueves Santo    
05 Avances noticiosos para Viernes Santo   

Seriado "Una Semana para la Paz"

Compartimos 08 producciones de 30 minutos de duración cada una. Se tejen reflexiones entre lo vivido por Jesús en sus últimos y las realidades desafiantes que se viven en las ciudades en la construcción de la paz.  Producción: La Esquina Radio - Medellín Colombia.

1. Domingo de Ramos
2. Lunes Santo
3. Martes Santo 
4. Miércoles Santo 
5. Jueves Santo 
6. Viernes Santo 
7. Sábado Santo 
8. Domingo de Resureccion  

Cuñas de Pascua

unnamed (1).jpg

Nuestras compañeras y compañeros de Radio Seibo en República Dominicana nos comparten estas cuñas teñidas de alegría para celebrar Pascua:

1. A vísperas de la resurrección 
2. ¡Es Pascua! 
3. Cristo sigue resucitando

Reportajes Especiales     

unnamed (1).png

Compartimos reportajes de distintas duraciones que buscan explicar algunos momentos de Semana Santa, mirando las realidades sociales que vivimos hoy:

Jueves Santo

1. ¿Cómo se instituyó la Eucaristía? (Duración 2:30)
2. ¿Qué es la Eucaristíca? (Duración 4:30)

 Viernes Santo 

1. Viacrucis de nuestros días (Duración 10:45)

   PRODUCCIONES DE LAS REDES DE ALER

unnamed (1).gif

JUEVES SANTO 18 de abril

  • Contacto Sur: Se emitirán las 03 entregas del noticiero diario producido por la Red Informativa Continental.

  • NO se producirán los programas Latido Indígena y Voces de la Panamazonía

VIERNES SANTO 19 de abril

  • Voces sobre la mesa: Se emitirá un programa especial sobre Mons. Oscar Romero. 

  • NO se producirán los programas Contacto Sur (3 emisiones), Caminantes Vidas que se mueven, Hatum Llacta y Quri Kinti Purini
Más acerca de
Más acerca de

Papa Francisco llama a fortalecer la fe y esperanza en Semana Santa

papa-domingo-de-ramos-1.jpg

El Papa Francisco ha iniciado los ritos de la Semana Santa con la misa del Domingo de Ramos. El pontífice ha realizado la tradicional bendición de ramas de olivo y palmas ante miles de fieles. Durante su homilía, Francisco ha hecho un llamamiento a "evitar el triunfalismo" pues "el Señor respondió permaneciendo fiel a su camino, el camino de la humildad". Por eso, ha dicho, es necesario "vencer la tentación de responder y ser mediático".

 

Más acerca de
Más acerca de

images.jpg

“El ángel del Señor anunció en la víspera… El corazón de El Salvador marcaba 24 de marzo y de agonía. Tú ofrecías el Pan, el Cuerpo Vivo-el triturado cuerpo de tu Pueblo; ¡Su derramada Sangre victoriosa ¡La sangre campesina de tu Pueblo en masacre que ha de teñir en vinos de alegría la aurora conjurada!” Del poema de Don Pedro Casaldáliga.

En estos días que son densos celebramos la memoria martirial y evangélicamente subversiva de Monseñor Romero. Multitudes centroamericanas y mundiales, subyugadas por su cercanía y presencia consoladora, lo han elevado a los altares.

La Iglesia lo ha debido ratificar canónicamente. La memoria de Monseñor Romero es sencilla y tierna, le sobran y resbalan los títulos al que se aferran clérigos litúrgicamente devotos pero cerrados al paso liberador de Dios en la historia. Es canónicamente Beato y Santo, y es muy bonito.

Pero basta nombrarlo e invocarlo sencillamente como Monseñor Romero para estremecer conciencias y despertar sospechas en religiosos bien situados, despertar y provocar alegrías y esperanzas en los pobres, y para que millones se sientan convocados a apropiarse de su ejemplo y proseguir su causa liberadora. Hoy invocamos a Monseñor Romero, sencillamente como él fue, y al invocarlo emerge en este día para bañar con toda su santidad a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que necesitamos de su Espíritu para seguir creyendo y seguir creciendo como pueblo en libertad.

La madre Lucita, una de las testigos presenciales del asesinato del pastor, dice así sobre Monseñor Romero: “Yo creo que Monseñor Romero ha trascendido tanto por su sencillez. A él no le gustaba que se ocuparan de su persona ni que hablaran de él ni que lo elogiaran ni nada de eso. Está ocurriendo lo que a él no le gustaba, que se está dando a conocer por todo el mundo”. Y siendo como él era, por su humildad no le hubiera gustado; pero nadie imaginábamos la trascendencia que iba a tener su muerte. Así son las cosas, Dios se encarga de ensalzar a los humildes”.

No es solo madre Lucita. Quienes lo conocieron bien creen que a él no le haría gracia alguna que lo llamaran San Romero de América…Vamos a compartir un breve relato del encuentro de Monseñor Romero con el cadáver de su amigo el padre jesuita Rutilio Grande:

“Si hoy no cambiamos, no habrá cuándo”

Es sábado, casi domingo, pero el parque central de Aguilares es un hervidero. Parece que todos quieren ver de cerca los tres cadáveres que yacen en un pasillo del convento, cerca de la iglesia El Señor de las Misericordias, Los ametrallaron poco antes de las cinco de la tarde, cuando se dirigían en un Volkswagen Safari blanco hacia El Paisnal, un pequeño pueblo a no más de diez minutos en carro de aquí. Nelson Lemus era un acólito de apenas 16 años al que le gustaba repicar las campanas y del que se dice que sufría ataques de epilepsia: tiene cinco balazos. Don Manuel Solórzano, el mayor de los tres con sus 72 años, era uno de los más activos colaboradores de la parroquia; presenta 10 perforaciones. El tercer cuerpo, de un hombre fornido de 48 años de edad, es el párroco, y los 18 orificios de bala son la prueba de que se ensañaron con él. Se llamaba Rutilio Grande, el padre Rutilio Grande.

Entre la multitud está la hermana Evita, una carmelita de San José. Ha llegado desde Guazapa pasadas las ocho, en bus, junto al padre José Luis Ortega, jesuita, como jesuita también era el padre Grande. Es tanto el gentío que les ha costado acercarse hasta el convento y más aún acceder al pasillo donde están los cuerpos.

A los tres los tienen sobre unas mesas y semi envueltos nomás con sábanas blancas, para que todos los vecinos de Aguilares, de sus cantones y de los cantones de los pueblos vecinos vean qué les han hecho. Una de las balas atravesó el cráneo del padre Grande y, aunque han transcurrido casi siete horas, todavía sangra. A la hermana Evita le parece demasiado, pide una toalla al padre Salvador Carranza, otro de los jesuitas presentes, y comienza a pasársela por la cabeza. En ese momento el silencio se torna más silencioso. Entran dos obispos. Uno es Monseñor Romero y aparece vestido de riguroso negro. El sacerdote que está acribillado sobre la mesa es su amigo. Se acerca ensimismado, desconcertado, y de inmediato reconoce a la mujer que limpia el rostro con delicadeza, como si limpiara la estatua de un santo.

-Si hoy no cambiamos, no habrá cuándo, ¿verdad, hermana? – le dice Monseñor Romero.

La noche recién comienza. Ocurrió el 12 de marzo de 1977.

Monseñor Romero fue en su vida un hombre fiel a Dios, fiel a la Iglesia, fiel a la verdad y fiel a su pueblo. Sus tres últimos años no se pueden entender sin estas fidelidades de su vida entera. La realidad de violencia salvadoreña y la cercanía a la sangre de los asesinados injustamente, su frustración ante la búsqueda de justicia y de verdad, le dieron a Monseñor Romero la clave para su misión de pastor en las circunstancias dramáticas en las que vivió la última etapa de su vida como Arzobispo de San Salvador.

Su vida y su martirio han despertado la devoción y la fe de miles de personas del mundo entero. Su palabra sigue siendo una luz que ilumina la realidad y un aguijón que toca directo el corazón de la injusticia y de los opresores. Monseñor Romero vino a dar vida a una Iglesia, y ha trazado con nitidez un camino para que la Iglesia entera sea hoy fiel a Jesucristo. Por ello, en una sociedad en que se aplastan los derechos y la vida de los pobres, se eleva con mayor fuerza lo que para el pueblo de Dios es el gran clamor de nuestros tiempos: queremos pastores como Monseñor Romero.

Así le recitó Don Pedro Casalgáliga, en el homenaje más grandioso que hemos conocido:

“El ángel del Señor anunció en la víspera, y el Verbo se hizo muerte, otra vez, en tu muerte; ¡cómo se hace muerte, cada día, en la carne desnuda de tu Pueblo! ¡Y se hizo vida nueva en nuestra vieja Iglesia! Estamos otra vez en pie de testimonio, ¡San Romero de América, pastor y mártir nuestro! Romero de la paz casi imposible en esta tierra en guerra. Romero en flor morada de la esperanza incólume de todo el Continente.

San Romero de América, pastor y mártir nuestro: ¡nadie hará callar tu última homilía!”

Fuente: Radio Progreso, Honduras. https://wp.radioprogresohn.net/sencillamente-monsenor/

Ejes temáticos
Más acerca de