Acerca de ALER

MISIÓN: Educar y comunicar pasión por la vida y compromiso con la felicidad de los pueblos latinoamericanos.

VISIÓN: ALER es una Red de comunicación educativa popular que promueve la participación, la inclusión, la convivencia armónica con la naturaleza; acompaña a los pueblos en la conquista de derechos; trabaja por la democratización de la comunicación y participa en la construcción de procesos para el Buen Vivir.

VALORES:

  • Solidaridad
  • Compromiso
  • Coherencia
  • Equidad
  • Dignidad humana
  • Respeto a la naturaleza
  • Vida plena Justicia

PRINCIPIOS:

  • Identidad y compromiso con los sectores populares.
  • Participación activa, construcción colectiva y articulación.
  • Coherencia entre el discurso y la práctica.
  • Respeto a las diversidades y pluralidades.
  • Indignación frente a la injusticia.
  • Aprendizaje colectivo e innovación permanente.
  • Reciprocidad Diálogo y escucha.
  • Construcción más allá del cuestionamiento.
  • Inspiración humana y cristiana.
  • Equidad de género

NUESTRO ORIGEN:

La Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) fue creada en 1972, cuando 18 radios de la iglesia católica deciden asociarse.
Estas emisoras venían alfabetizando a distancia, especialmente en el campo. Al juntarse buscaban mejorar la planificación y evaluación de los programas educativos, capacitar al personal de las emisoras, encontrar apoyo económico internacional, entre otros objetivos.
La radio puramente educativa pronto cambió. ALER se transformó en la asociación de radios populares. La situación de pobreza que vivía América Latina, el ascenso de las luchas populares, la radicalización de cierto sector de la iglesia, la insurgencia revolucionaria en unos países, el avance de los partidos de izquierda, entre otros y la lucha contra regímenes dictatoriales que se iban imponiendo en América Latina, contribuyeron para este cambio.
La radio popular inauguró un modelo participativo en los medios, donde se privilegió la palabra de los más humildes, de los excluidos, pensando siempre en su organización social y política para la transformación de las estructuras de los países. Radios de ALER combatieron a las dictaduras que se sucedieron en América Latina. ALER asumió con fuerza una función de formación y orientación en los conceptos y objetivos de la radio popular, al tiempo que ofreció producciones radiofónicas innovadoras, investigaciones, manuales de producción radiofónica y talleres para directores, productores, programadores e investigadores de la radio.
El cambio de ALER también se dio en su constitución. De ser, en la práctica una asociación de radios "de inspiración católica - cristiana", pasó a ser una de radios "de inspiración cristiana y/o humanista", con lo cual acogió a instituciones no necesariamente ligadas a proyectos de la iglesia. Desde entonces, empezaron a participar en la asociación radios comunitarias que se habían desarrollado en varios países de América Latina, cuyos objetivos coincidían con los de ALER en la búsqueda de construir sociedades más justas y dignas.
A principios de los años 90, las radios que conforman ALER se plantearon la necesidad de constituirse en redes radiofónicas con la finalidad de aumentar la incidencia en la sociedad y dar más poder a la voz de las mayorías del continente. Así, desde 1997, ALER tiene un servicio radiofónico de interconexión intercontinental, cuyos soportes principales son el satélite y la Internet.