Skip to main content

luis de lion.jpg

 

Cuando volvás, te esperaré con un canasto para recibir tu alegría, con estos crayones pintaré tus paisajes…

Luis de Lión (poeta desaparecido en 1984)

La búsqueda de justicia ha tomado 37 años de espera, han transcurrido décadas de impunidad, pero Guatemala dice ya no más. La Fiscalía de Derechos Humanos y la Policía Nacional Civil detuvieron a 12 militares por su implicación en el caso conocido como Diario Militar o Dossier de la Muerte. El Diario Militar es un documento del servicio de inteligencia del Ejército guatemalteco que contiene el registro de la captura, tortura y asesinato de 183 personas consideradas como enemigas internas por el Estado.

El Diario Militar salió a la luz pública en 1999 y es un documento que comprueba la participación del Ejército en crímenes de lesa humanidad durante el período del conflicto armado interno que duró entre 1960 y 1996.  Según la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de Guatemala, una comisión de la verdad de las Naciones Unidas resultante de los Acuerdos de Paz, el personal de seguridad del Estado y los paramilitares fueron responsables de más del 90% de todas las violaciones de derechos documentadas durante el conflicto, incluidos los actos de genocidio contra los grupos étnicos mayas.

El pasado 1o de junio se realizó la audiencia de la primera declaración de los sindicados en el caso. Hasta ahora son 6 exmilitares citados y se estiman que son al menos 19 personas las que serán interpeladas en este proceso.

Mayarí de Lion, hija del escritor, maestro y poeta Luis de Lion, nos narra cómo su padre fue secuestrado y asesinado en 1984, información a la que ella y su familia solo tuvieron acceso cuando se hizo público el registro del Diario Militar, dándose legitimidad a este documento sobre el esclarecimiento de las desapariciones forzadas.

Un huracán de sentimientos, que muestra esperanza para un proceso imprescindible de sanación del tejido social, que toma en su memoria rayos de luz para saber sobre 45 mil personas desaparecidas en los años del conflicto, estimándose de esta cifra cerca de 5 mil niñas y niños. Las desapariciones han desintegrado los hogares, son torturas que se han extendido por años a todas las familias que aún esperan saber de los restos de sus familiares, para finalmente hacer las ceremonias de duelo que permitan una despedida digna.

También contamos con palabras de Brisna Caxaj-Rowe de la Plataforma de Guatemaltecas y Guatemaltecos Exiliados por Terrorismo de Estado en Canadá.

Producción: Equipo del Comité por los Derechos Humanos (CDHAL) / María Cianci Bastidas, Coordinación General ALER

Enlace para descargar:
Reproductor de Audio: