Los 20 minutos de Internet en El Nula*

Por: René Roemersma – ALER; César do Vale – IRFA Caracas; Jorge – el Potcho – Meléndez – IRFA Guadualito y Blanca Diego – WorldCom-LolaMora

Situado a pocos de kilómetros de Colombia, en la frontera suroeste de Venezuela, está El Nula. Según la leyenda, la primera misión de los Jesuitas en Venezuela; y según otra, por donde Humboldt pasó desde el llano venezolano rumbo a Bogotá y luego a Ecuador.

Vamos a una visita técnica y periodística para levantar información sobre la situación en esta frontera, sobre cómo hace una radio para combatir la violencia y promover la convivencia, y para instalar una antena parabólica para la recepción satelital de ALER e IRFA. También para instalar conectividad a Internet a través de un enlace inalámbrico de larga distancia.

… Y hablando de distancia, la primera sorpresa que tuvimos fue comprobar que la lectura realizada del GPS por una visita anterior había indicado una distancia entre Guasdualito y El Nula de 85 km. Nos dimos cuenta de ello, al hacer los cálculos del enlace con el programa RadioMobile y con la ayuda de Google Earth, ¡entonces vimos que la distancia real es 132 km! De repente, ya no teníamos línea de vista, necesaria para tener el enlace entre Guasdualito y El Nula. No fue todo, estamos en la época de la niña y caían palos de agua, había entrado agua en la radio y lo peor… ¡en el transmisor! Murphy anda con nosotros, y la instalación se complica.

De qué emisora hablamos

Fe y Alegría El Nula, 106.1 FM del dial, una emisora joven, comprometida con dos objetivos: reducir los niveles de violencia y conflicto y educar en la defensa de los derechos humanos y la paz. Cuando llegamos, estaban poniendo al aire su primera producción de micros sobre la violencia hacia las mujeres, el abuso de las militares y policías o el maltrato de padres a hijos. Esta radio también está presente en todos los acontecimientos, fiestas, y actos oficiales del pueblo y sus alrededores… Y se traslada al lugar de los hechos: donde nace la noticia… y la denuncia de los ciudadanos.

El Nula, un pueblo venezolano de unos 30.000 habitantes -aunque esta cifra no es nada confiable- situado a escasos kilómetros de Colombia, en el estado de Apure. Una calle principal abarrotada de carnicerías, peluquerías, tiendas de cuero “traído directo de Colombia”, cuatro calles secundarias mal asfaltadas, unos restaurantes… un lugar levantado con manos venezolanas y colombianas. Aunque aquí pocos son de El Nula… El boom demográfico ha hecho crecer a este pequeño pueblo en los últimos años. Muchos son emigrantes económicos, otros llegan en busca de refugio: huyen del conflicto armado de Colombia.

En este lugar, abrió sus transmisiones hace tres años bajo la dirección del Padre jesuita Txuo Rodríguez, Fe y Alegría El Nula. Los estudios se instalaron justo detrás de la iglesia, en el mismo edificio de la casa cural, las oficinas del Servicio Jesuita para los Refugiados, la oficina de derechos humanos Justicia y Paz… Un conjunto de oficinas para proteger los derechos humanos, tan abatidos en esta región llena de hombres en uniforme, armas y poder.

La llegada de Internet a la frontera

El poco margen que hay para el enlace según el software de RadioMobile a 132 km

Tres hechos importantes ocurrieron en El Nula a inicios de septiembre… De los tres habló el Padre en su iglesia, y los periodistas en la radio. El más grave fue las inundaciones provocadas por aguaceros que cayeron durante días y noches -que dejaron sin casa a decenas de personas-. Después sucedió el aparatoso accidente de un camión cargado con 7.000 litros de combustible de contrabando. El conductor se dio a la fuga, no hubo muertos pero sí la constancia, una vez más, del peligro que supone el contrabando incontrolado de gasolina hacia Colombia. Y por último, el acontecimiento más esperado: la instalación de la antena parabólica y el Internet para la 106.1 FM.

Tal vez falta una explicación sobre porqué ALER e IRFA se están metiendo con instalaciones de enlaces inalámbricos. A primera vista esto no tiene mucho sentido ya que se están poniendo en marcha las redes 3G a través de las operadoras de telefonía móvil y tener acceso a Internet es una prioridad de la operadora nacional – CANTV así que porqué no esperar…

Internet instalado por un Mcyver local, no funcionó porque hay una colina bloqueando la línea de vista hacia un pueblo en Colombia

Pues la verdad es que existen muchos pueblos y pequeñas ciudades que no tienen una buena conexión a Internet. En América Latina el acceso a una buena calidad de Internet todavía es una experiencia urbana y cosmopolita. Y donde hay 3G la gente no puede pagar el servicio – alguna vez hicimos el ejercicio de determinar el salario mínimo para poder gozar de la “modernidad”- el cálculo fue 5.000 Bolivarianos fuertes – VEF, la mayoría de la gente viven de un sueldo de 1.500 VEF. El único servicio en El Nula es de la operadora estatal CANTV. Todavía con su red de CDMA dando una conectividad a móviles a muy baja velocidad y sin servicio de Internet público.

Curiosamente las señales de otras operadoras GSM con 3G llegan a 15 km de El Nula. Un mito local dice que esas operadoras no quieren pagar a la guerrilla los impuestos revolucionarios, la consecuencia es falta una torre para ampliar la señal hasta El Nula. Claro que… esto no puede ser así ya que todo el mundo sabe que no hay presencia de la guerrilla en Venezuela. Entonces, debe haber otra explicación para la falta de acceso universal a las telecomunicaciones.

Periodismo en la frontera

Desde hace tres años, Fe y Alegría Red Nacional de Venezuela, lleva a cabo un plan para realizar ajustes técnicos e instalaciones tecnológicas, con el fin de mejorar la calidad de la señal de cada una de las 20 emisoras que hay en el país. Puerto Ayacucho, Guasdualito y El Nula, han sido las últimas etapas recorridas por el equipo técnico que llegó a la frontera. El equipo había salido de Caracas a mediados de agosto empezando su recorrido por Raudal Stéreo, asociada de ALER en el estado Amazonas. Luego, seguimos rumbo a Guasdualito, al llano venezolano. Allí, junto al técnico de Fe y Alegría Guasdualito, teníamos que instalar el punto del enlace en una torre de 120 metros, según indicaciones previas. ¡Pero nada más llegar a la torre vemos que no mide 120 metros sino 110 metros! Así que tuvimos que subir un tubo para poder llegar a 113, a esa distancia ¡cada metro de altura cuenta! Murphy nos seguía los pasos de cerca…

Para el grupo de periodistas y reporteros de estas emisoras las instalaciones son clave, porque suponen conectarse con el resto del país y del continente; salir del aislamiento y tener un canal donde contar lo que significa vivir en la frontera. Esa frontera donde la violencia sube y baja de grados según la retórica presidencial.

Comunicadores y periodistas de las localidades fronterizas como El Nula y Guasdualito dicen que es urgente producir información desde la frontera para el resto del país porque el desconocimiento y las informaciones falsas o exageradas arrojan una imagen negativa de las poblaciones de frontera. Tener Internet, tener una plataforma satelital donde enviar informaciones con fuentes de información propias, es fundamental para contrarrestar prejuicios e imágenes estereotipadas. Dice el Padre Txuo que “los venezolanos piensan que en El Nula todo es guerrilla, que se pasean por las calles, que es un lugar super peligroso…”

Redes sociales

Lo importante es que no hay servicios, y que IRFA tiene un proyecto que se llama “Redes Sociales” que pretende conectar todas las Radios, pequeñas y grandes, a Internet para que pueden participar en la producción de programas al nivel nacional, para que sean actores y no meramente receptores de información desde la red de Radios en Venezuela.

Los servicios comerciales para esas conexiones son muy caros. Internet a través del satélite también. Por eso, se montaron varios proyectos pilotos en Maracaibo, Paraguaipoa, Guasdualito, El Nula, junto a un programa de formación en esas tecnologías para los técnicos de IRFA, y sobre todo, mucha práctica… Aunque sólo sea para combatir y resistir los trucos de Murphy.

Seguimos en El Nula. Había llovido mucho, tanto que la nueva torre tardó en llegar al pueblo, y aún no habíamos terminado la instalación. Así que mientras el McGyver local terminaba de instalar la torre, nuestro equipo empezó a instalar la antena parabólica para la recepción satelital. No, sin problemas: ¡todos los techos están inclinados! Y donde había un techo nivelado no había línea de vista hacía el satélite. Así que tuvimos que fijar la antena sobre dos vigas metálicas.

Buena recepción pero falta soldar la estructura

Fuertes lluvias y cortes de energía cortaron muchas veces el trabajo. En total, pasamos un día y medio mirando el cielo y/o esperando la energía para poder aumentar la torre de 30 metros a 45, el ángulo de las guayas (los cables) no daban para soportar una torre más de 30 metros así que otro trabajito para el dueño de un taller de soldadura.
Teníamos que soldar los nuevos soportes pero no había guaya, así que la gente de la Radio tuvo que viajar dos horas hasta san Cristóbal para comprarlas. Una vez en nuestro poder, podíamos terminar el aumento de la torre a una altura que daba esperanza para tener línea de vista a Guasdualito.


Logramos montar las antenas FM y encima de ellas la parabólica para Internet. Era el turno para verificar en la computadora si había conexión con el enlace en Guasdualito… ¡Nada! El día llegó a su fin…

El futuro cercano

En los últimos cinco años, la población de la frontera entre Venezuela y Colombia vive pendiente de las tensiones político-militares, de los encuentros y desencuentros de los Presidentes. La experiencia les ha mostrado que lo que deciden en los centros de poder, repercute directamente en su vida diaria, y que hay consecuencias directas en los niveles de violencia armada, violencia intrafamiliar o en los beneficios derivados del comercio.
Para mejorar los niveles de convivencia e impulsar entre la población fronteriza la resolución pacífica de conflictos, por más pequeños y familiares que estos sean, la Pastoral colombiana y la Universidad Javeriana han creado la Escuela binacional de Paz y Conciencia Ciudadana. En Guasdualito y en El Nula, las emisoras de Fe y Alegría y la parte educativa organizan talleres de formación para las y los ciudadanos.
En esta línea, se sitúa también la necesidad de más intercambio entre las emisoras que transmiten desde las fronteras y la necesidad que manifiestan periodistas y comunicadores de tener una estrategia común para enfrentar aquellos asuntos que pueden poner en peligro su vida.

Poca comunicación de internet llega a El Nula pero el Twitter sí llega al Blackberry de Padre Txuo

La práctica periodística en las localidades como El Nula, Guasdualito o Puerto Ayacucho –lugares que viven pendientes de la dinámica generada los grupos armados del conflicto colombiano- está atravesada por el silencio, el miedo y la autocensura. El reto es tener medios de comunicación locales, cercanos a la población con estrategias de comunicación e información claras y consensuadas para enfrentar el silencio. En este sentido, las mejoras técnicas y tecnológicas son una oportunidad para concretar las ideas que corren ya por Venezuela, como la creación de una Red temática de las radios fronterizas colombo-venezolanas; la formación teórico-práctica para el ejercicio de un periodismo propio hecho desde la frontera; y el debate sobre las estrategias que las emisoras de Fe y Alegría Venezuela -especialmente las situadas en los estados fronterizos- pueden poner en práctica para desafiar las amenazas.

Llegamos a la última jornada de trabajo del equipo móvil de IRFA, habían transcurrido más de tres semanas desde la salida de Caracas. El último día había que hacer un ajuste fino en la orientación de la parabólica para Internet. Subió César. A diez metros de repente… La señal entró con una calidad de 10 dB. Debido a su propio peso la torre se inclinó un par de grados y…. ¡Conexión! Afinamos las guayas para ver si podíamos mantener la torre en una posición estable, la señal iba y se iba con cada movida de la torre. Así fueron los 20 minutos que El Nula estuvo conectada a Internet. Era tiempo para cargar el carro y regresar. Pero volveremos para instalar las nuevas antenas, el nuevo transmisor, y con más guayas, lograr la orientación estable para la parabólica que llevará Internet a Fe y Alegría El Nula.

Fotografías: Blanca Diego

* Para buscar en Google Earth:  7°16’39.26″N, 71°55’12.09″W

Both comments and pings are currently closed.

9 comentarios para “Los 20 minutos de Internet en El Nula*”

  1. ivonne dice:

    Hola Octavio, gracias por visitar nuestro sitio y dejar su comentario. Saludos desde ALER

  2. JESUS ROA dice:

    Si Sres asi es mi pueblo…
    -Es triste ver la cara de asombro que ponen algunas personas del centro u oriente del pais cuando preguntan mi procedencia y digo que “SOY DE EL NULA”, para ellos eso es similar a “INFIERNO” pero ni se imaginan la tranquilidad que se respira en estas tierras, la alegria de su gente, la pujanza del pueblo… ¡ y que no cambiaré por otro!…

    En cuanto a la radio Fe y Alegria, la primera semana de julio de 2011 instalamos los nuevos equipos de transmision de la 106.1 (pasando de 100 a 500 Vatios).

    Salu2 para el equipo tecnico

    El McGyver del Nula

  3. anonimo dice:

    mmm gua q fino todo sta potent.. lo unico es q udes aseguran d q en venezuela no ahi presencia d esos grupos.. y para nadien es un secreto d q el nula sta minado d eso… mmm q imprudentes.. pero la idea sta fina sigan asi

  4. ivonne dice:

    Apreciado Jesús Roa.
    Nos alegran las noticias que nos compartes! Exitos para esta nueva fase con equipos nuevos.
    Saludos para tí y el equipo técnico de El Nula desde Quito.

  5. ivonne dice:

    Saludos Nefer, gracias por visitar nuestro sitio y dejar tu comentario. Saludos desde ALER.

  6. Aaron Cardenas dice:

    Para mi es un gran placer ser del Nula Y pertenecer a este hermoso pueblo por mas de 11 años… Y pues tambien para darle las gracias a la gran red de radios FE Y ALEGRIA e IRFA por abrirle al pueblo las puertas para tan gran apreciada emisora como lo es 106.1 FM FE Y ALEGRIA YA Q ES UNA EMISORA QUE NO HA GANADO REITING POR SU MEJOR PROGRAMACION EN MUSICA. SI NO POR CADA DIA LAS 24 HORAS DEL DIA LOS 365 DIA DEL AÑO, REPARTIENDO SONRISAS, SIEMPRE APORTANDO GRANITOS DE ARENA PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA EN ESTA GRAN POBLACION…. Y PUES MI GRAN SUEÑO ES TRABAJAR ALGUN DIA EN ESTA GRAN RED DE RADIOS COMO LO SON FE Y ALEGRIA GRACIAS Y SALUDOS A I.R.F.A Y A.L.E.R….CHAO

  7. ivonne dice:

    Apreciados Pablo y Aarón,
    Gracias por visitar nuestro sitio y dejar sus comentarios. Gracias por apoyar las propuestas e iniciativas que son para fortalecer el trabajo y el desarrollo de nuestras comunidades latinoamericanas. Saludos desde Quito, y no olviden visitar nuestra página: http://www.aler.org

  8. ciro dice:

    proximamente.. internet banda ancha desde saravena arauca con buena conectividad………………

  9. Ivonne dice:

    Saludos, Ciro. Gracias por visitar nuestro sitio y dejar tu comentario. Puedes seguir nuestra programación a través de http://www.aler.org